Dime de qué material está hecha y te diré cómo limpiar la bañera.

La limpieza del baño es esencial no sólo para mantener la higiene, también para que todos los elementos se sigan manteniendo su aspecto como el primer día. Los cuidados dependerán del material en el que está fabricado, por lo que vamos a conocer cómo limpiar la bañera de manera correcta.

Si la bañera es de porcelana, uno de los más clásicos y usado por su resistencia, lo ideal es lavarlo con agua y un poco de jabón cada vez que nos duchemos, aunque bien es cierto que este material es uno de los que mejor soportan los productos de limpieza, así como la aparición de hongos y bacterias.

Con la piedra natural debemos de usar un producto específico para esta, pues es bastante porosa y necesita mayor cuidado. Además, es aconsejable pulir cada cierto tiempo la bañera. También existe el material que imita la piedra natural, pero no es poroso, por lo que se mantiene en perfectas condiciones únicamente limpiándolo con un producto suave y una bayeta.

Si el material es resina, no se recomienda en absoluto el uso de productos de limpieza abrasivos como la lejía, el amoniaco o similares, ya que estas bañeras suelen estar recubiertas por una capa antibacteriana que se elimina si se abusa de limpiadores fuertes. Lo ideal es limpiar con una bayeta húmeda y jabón, como en las bañeras de porcelana. Para eliminar la cal, podemos optar por usar un poco de vinagre y listo.

¿Y qué hacemos para limpiar una bañera que ya tiene manchas? Nuestra apuesta siempre será el uso de productos naturales, como el limón o el vinagre, ya que eliminan la suciedad y la cal correctamente sin “apagar” el brillo de los materiales, además de ser desinfectantes y abrillantadores. Pero, si ya los has probado y las manchas persisten, no te preocupes, insiste esta vez con bicarbonato sódico, pues es muy efectivo para eliminar restos de cal.

Sigue estos consejos que te ofrecemos desde Pavimarsa, y comprobarás que limpiar tu bañera y mantenerla nueva es muy sencillo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *