Menú

Con el cambio de año mucha gente se replantea un cambio de vida, de hábitos, de costumbres. La gente se propone nuevos retos y objetivos. Cuando uno se replantea un cambio vital de esta manera éste viene acompañado de un cambio en lo que nos rodea y por eso, con el comienzo de un nuevo año, muchas personas se lanzar a realizar reformas en su casa.

Lo primero en lo que hay que pensar es en el suelo y por eso vamos a centrar este post en algunos tipos .

SUELOS DE GRES

El suelo de gres está compuesto de una base cerámica de pasta roja o blanca sobre la que se hace el diseño de la baldosa. El esmalte que lo recubre consigue darle un aspecto elegante. Los hay de variados precios.

El gres porcelánico es otra variedad de este tipo de suelo aunque se diferencia en que la base de la pieza no esta compuesta de pasta roja o pasta blanca, sino de material porcelánico que es mucho mas resistente y los acabados del esmalte son igual que en el gres convencional.

El porcelánico técnico es otra variedad de este tipo de suelo aunque se diferencia en que no está compuesto de dos materiales (pasta y esmalte), sino que sólo tiene un material, el porcelánico, que es el más resistente del mercado, teniendo acabados , naturales, semipulidos y pulidos.

SUELOS CERÁMICOS

La cerámica, necesita un cuidado mínimo y su instalación es fácil. Suele ser una de las opciones más utilizadas de cara a que es un producto muy duradero y hoy en día hay diferentes clases de cerámicas que pueden ir con cualquier tipo de ambiente y decoración.

También es crucial elegir la cerámica adecuada para cada lugar de la casa. No es lo mismo una cerámica para la cocina que para el baño o para un salón. Todo esto hay que tenerlo en cuenta para así poder decidir la calidad de las baldosas o el color más adecuado.

Para la terraza habrá que buscar un tipo de suelo cerámico que aguante las heladas, lluvias, nieve y granizo. Es un lugar que necesita mayor resistencia. Para esta zona de la casa, lo ideal es buscar tonos acordes con los exteriores como colores marrones o grises, que consiguen dar a terrazas, patios y porches un aspecto rústico y acogedor.

SUELOS DE MADERA

Este tipo de suelo es muy resistente y funciona muy bien como aislante. Sin embargo, requiere cuidados intensivos.

El parqué es el suelo de madera más conocido y, pesar de los contras, el estilo natural de madera no es comparable a las buenas imitaciones que existen en cerámica y porcelanico, por eso cuenta con muchos defensores que lo prefieren por su calidad y por la calidez que imprime a las estancias.

Aunque, como siempre, lo mejor es dejarse aconsejar por un experto que vea el lugar donde tiene que ser colocado el suelo y pueda orientaros convenientemente.

(Fotografía de suelo Porcelanosa)

suelo porcelanosa

No Comments

Post A Comment