Menú

Muchas veces ocurre que el espacio del que disponemos en determinadas habitaciones de la casa no es del tamaño que nos gustaría. En esta ocasión os vamos a hablar de cómo utilizar el gres para conseguir sacar mayor rendimiento al espacio que tenemos.

Las piezas de gres de cualquier tipo permiten jugar con los espacios, ensanchándolos con paredes enchapadas y paredes pintadas, jugando con éstas y las diversas gamas de colores en degradación y contrastes suaves. Pero también se puede conseguir efecto altura dejando zócalos en una o dos paredes algo inferiores a la mitad, pintando el resto de las mismas ateniéndonos o no a sus gamas de colores.

Un efecto muy interesante es subir desde el suelo hasta el techo con el mismo material y color, manteniendo una de las dos paredes pintadas y el resto, incluida la escuadra de la ducha y el zócalo al lavabo, en gres (en el caso del baño).

Los dameros en el suelo dan un efecto de movimiento muy atractivo junto a un tope retro del conjunto que resulta muy interesante coordinado con sanitarios muy rectos geométricos monobloc y las griferías en esas mismas líneas, consiguiendo así un perfecto resultado final.

Las luces generales como zonales simplemente rematarán y realzarán la categoría de los materiales antes citados.

Los leds, por ejemplo, son una muy buena opción para el cuarto de baño porque aportan una luz muy natural y cuentan con una duración prolongada y muy buena relación calidad-durabilidad-precio.

Sería conveniente asegurarse de que las lámparas que se van a utilizar estén especialmente diseñadas para este espacio, ya que se trata de una habitación con problemas de condensaciones y, si se utiliza un tipo de luz cualquiera, se podría fundir muy rápidamente.

También sería buena idea disponer al menos de dos interruptores, uno para la luz general y otro para la luz del espejo. De esta forma, solamente se utilizará la iluminación puntual cuando sea necesario, ahorrando energía.

(Fotografía baño Porcelanosa)

gres porcelanosa

 

No Comments

Post A Comment