Menú

La importancia de las paredes en nuestra cocina

Antiguamente, cuando comprabas una casa, los azulejos de la cocina venían incluidos. Podías tener suerte y que te gustaran o podían no gustarte nada. Sea como fuere, hoy en día todo es posible cuando hablamos de la decoración en la cocina.  Cualquier combinación, textura, dibujo o material puede encajar perfectamente en tu estilo y alinearse con el resto del hogar.

Antiguamente, tener las paredes pintadas en la cocina era algo impensable. Siempre había azulejos y casi siempre del mismo estilo. Hoy en día las opciones a la hora de decorar son infinitas: desde paredes de pizarra para una cocina divertida y creativa, pasando por papel pintado hasta vinilos diferentes para ir cambiando la energía de la estancia.

Sin embargo, los azulejos siguen siendo la opción más utilizada, por su calidad y durabilidad en el tiempo.

Se pueden crear ambientes muy diversos e, incluso, se pueden utilizar azulejos en 3D para dar otra dimensión y sensaciones a esta parte de la casa.

 

Cuando utilizamos un azulejo con una decoración definida lo ideal es hacerlo con mesura y no abusar de estampados de los que podamos cansarnos ni llenar toda la cocina con los mismos azulejos. Una opción es combinar azulejo neutro con azulejo más marcado.

 

Una recomendación para las casas integradas donde todas las estancias están comunicadas, es que el color de los azulejos siga siendo semejante al de los demás espacios de la casa pero con diferencias, como vemos en esta cocina decorada con azulejos de la serie Madison Crema. Así se rompe la monotonía sin perder la esencia.

 

 

No debemos olvidar que la personalidad de nuestra cocina la dan los pequeños detalles y estos también están en las paredes. Ellas darán la clave a este espacio de nuestro hogar.

 

 

No Comments

Post A Comment