Menú

Maneras fáciles de iluminar una cocina oscura

La iluminación de un espacio es una de las características más sobresalientes que define el ambiente donde las personas viven, trabajan o realizan sus actividades principales.

La luz natural que pueda tener cada área de la casa juega un papel importante en la mayoría de diseño de interiores. Si una habitación carece de ventana, es posible que se desee utilizar un tono más claro de azulejos y pintura para que la habitación no parezca muy sombría.

Más concretamente, la cocina es una de las zonas más utilizadas de la casa y es por esto que muchas familias buscan decorarla de una manera confortable y luminosa porque, no en vano, pasan mucho tiempo del día en este espacio de su casa.

Muchas veces nos encontramos que nos gustaría tener una cocina más luminosa pero que, por presupuesto o tiempo,  no terminamos de realizar los cambios.

Aquí os ofrecemos algunos sencillos consejos que pueden ayudar a crear un espacio más amplio:

–       Elegir los materiales cerámicos para revestir las paredes, y los pavimentos en tonos claros y a ser posible en acabado brillante que consigue un mayor reflejo tanto de la luz natural si la hubiera como de la luz artificial.

–       Poner unos trapos de cocina en colores luminosos puede ser de gran ayuda a la hora de dar un poco de luz a esa cocina sombría.

–       También se pueden instalar luces de encimera bajo los armarios para preparar la comida y lavar los platos.

–       Instalar luces de armario en la parte superior de los armarios de pared para encontrar lo que necesitas rápidamente.

–       Si la cocina tiene ventanas, se pueden instalar unos estores en colores alegres y luminosos para que el ambiente adquiera otra calidez.

–       Añadir objetos blancos puede ayudar de verdad aportando luminosidad a la cocina como, por ejemplo, tarros blancos encima de las baldas o en estanterías.

–       Poner pomos blancos a las puertas y muebles de la cocina.

–       Utilizar cestas blancas para poner el pan o para la fruta.

–       Una nevera integrada con los armarios puede ayudar a dar una imagen más confortable y ordenada de la cocina, y esto va a favorecer para una iluminación más efectiva.