Menú
Cocinas vintage

Tres conceptos básicos a la hora de diseñar cocinas vintage

Las cocinas vintage están de moda. Es una realidad. Al igual que en otros campos, el gusto por la estética al estilo de décadas como los 60’s, 70’s u 80’s está a la orden del día. En este punto, pueden encontrarse cocinas bien diseñadas y decoradas o, por el contrario, auténticos collages caóticos sin referencias claras y con combinaciones fuera de lugar. Para evitar eso, aquí tienes algunos planteamientos básicos para perfeccionar este estilo.

 

Cultura

Las cocinas vintage se están en boga por cuestiones estéticas. De acuerdo. Sin embargo, estas cuestiones estéticas son posibles gracias a un conocimiento profundo de la cultura de aquellos años en los que se basa todo. Entender el porqué de aquellas formas, colores y disposiciones y como un mosaico identitario en el que convergen muchos movimientos importantes del S. XX como el modernismo, el futurismo o la cultura pop.

Colores

En la dimensión del color hay muchas variables. Depende del punto de vista que quieras aportar. Si te decides por una estancia más “popi”, colores vivos como el rojo combinados con diversos tonos de verdes y azules son una pauta que no falla. En este planteamiento también puedes jugar con algunos estampados al estilo de los años 70’s. Si por el contrario prefieres crear alguna de aquellas cocinas vintage más cerca de los conceptos bohemios neoyorquinos de antaño, deberías buscar colores claros pero sin brillo (ciertos tipos de amarillo, blanco o beige).

Formas

Tanto a nivel de revestimientos como de pavimentos, su azulejería está marcada por el uso de la geometría. Esta norma también está planteada en el mobiliario propio de esta corriente. La morfología arriesgada y transgresora de los muebles es algo muy característico en estos diseños.

 

Una vez que ya tienes claro por dónde tienes que empezar y qué referencias cromáticas, formales y culturales debes interiorizar, podrás confeccionar una de esas cocinas vintage que tanto te gustan cuando las presencias en alguna película o serie. Si te sobra tiempo, intenta decorarla con algún guiño artístico en forma de póster de alguna figura icónica del pop de la época. Una vez completada la reforma, ¡voila! Ya puedes invitar a tus amigos/as para dejarlos asombrados/as.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.